martes, agosto 11, 2009

¿Realmente cayó la tasa de desempleo en EEUU?

Inesperada euforia generó la publicación de la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU sobre la tasa de desempleo de julio. Según el comunicado que emitió esa entidad del Ministerio de Trabajo hace una semana, la tasa apenas descendió un décimo de punto porcentual entre junio y julio, pasando de 9,5% a 9,4% de la fuerza laboral (PEA). Esta última llega a 154 millones de personas (mayores de 16 años), equivalente al 59% de la población total de EEUU. Lo que significa que el desempleo agobia a 14,5 millones de personas a la fecha y de los cuales 6,7 millones perdieron el empleo desde que se inició la recesión en diciembre 2007. Mientras en junio el número de desempleados aumentó en 440.000 trabajadores, en julio ‘sólo’ lo hizo en un cuarto de millón. Muchos han considerado de ahí, muy precipitadamente, que ya se inició la recuperación económica.

Pero la estadística oficial del desempleo es incompleta, como en casi todos los países. Lo que en la elaboración de datos se olvida, sin embargo, es el aumento de los que trabajan involuntariamente a tiempo parcial y que están buscando trabajo a tiempo completo. Este grupo también ha aumentado desde que se inició la crisis, llegando a la fecha a 8,8 millones de personas o 5,7% de la PEA. Con lo que podría decirse que el desempleo estaría bordeando el 15,1% de la fuerza laboral.

Más grave aún es que la estadística oficial tampoco toma en cuenta a las personas que “deseaban y estaban disponibles para trabajar y estuvieron buscando un trabajo en algún momento en los últimos doce meses. No se les considera como desempleados porque no buscaron trabajo en las cuatros semanas que precedieron a la encuesta”, según la Oficina. Estos son los que perdieron toda esperanza de encontrar trabajo y ya no lo buscan, llegando a un total de 2,3 millones de personas (1,5% de la PEA). Se volvieron invisibles en las estadísticas y nadie sabe bien a qué se dedican: ¿Han vuelto a vivir con su padres (téngase en cuenta que entre los jóvenes la tasa de desempleo ‘oficial’ es del 23,8%)? ¿Sobrevivirán de actividades ilegales? ¿Mendigarán? ¿Se sostienen en programas de ‘bienestar social’? Probablemente ese sea el caso de 800.000 personas (hace un año eran 335.000) que no tienen expectativa alguna de conseguir trabajo a pesar de haberlo buscado por más de un año. El resto ha dejado de ser parte de la PEA, sea por obligaciones familiares o escolares.

No incluir a estas personas en la PEA resulta políticamente muy conveniente para cualquier gobierno, ya que representan una cifra relativamente elevada que más que duplica la tasa ‘oficial’ de desempleo. Sumando las tres categorías mencionadas de parados llegamos a la asombrosa cifra de 24,8 millones de personas que sufren de la peor desgracia, que es la de no tener trabajo, al margen del hecho que a muchos que lo tienen no les alcanza para vivir. No se necesita ser sabio para afirmar que, en esas condiciones, la recuperación económica –a falta de demanda efectiva de consumo- tardará un tiempo considerables en materializarse.

Obviamente las cifras se arman en base a estándares internacionales, acordados en organismos multilaterales. Como a los gobiernos que los conforman los perjudica políticamente dar a conocer cifras de desempleo mayores, especialmente de aquellos que han perdido la esperanza de conseguir un empleo, solo se publican esas series de “desempleo abierto” y absoluto, que subvalúan sustancialmente la situación efectiva del desempleo.

***
Anexo para estudiantes: ¿Cómo reducir la tasa de desempleo aumentando el desempleo?

Sirva un ejercicio numérico elemental para que usted observe cómo se puede reducir la tasa de desempleo, para lo que basta que se reduzca levemente el número de personas que dejan de buscar trabajo porque han perdido la esperanza de conseguirlo Partamos de la tasa de desempleo oficial del 9,5% para junio pasado (real): digamos que hay 95 desempleados con una fuerza laboral de 1.000 A continuación asuma que uno solo de los que estaban buscando trabajo deje de hacerlo porque lo estuvo haciendo por más de un año, con lo que la fuerza laboral caería a 999 y los desempleados disminuirían en 1, cayendo a 94: haciendo el cálculo llegamos a una tasa de desempleo del 9,4% (cifra real para julio 2009). De manera que dejar de considerar a los ‘desanimados’ permite soslayar la gravedad del problema del desempleo en EEUU (y, por supuesto, aún más en países como el nuestro).


2 comentarios:

Ward dijo...

I remember when I was a kid in Europe nearly 30 years ago the unemployment figures being manipulated by the politicos, ie who's included and who isn't... Some things never change.

EmpleoInternet dijo...

La búsqueda de empleo puede llegar a ser una tarea tediosa o desesperante según la situación de cada uno, mi experiencia me dice que es mejor seguir apostando por los portales de empleo, si son especializados mejor. La ventaja son los muy claras: diversidad de ofertas que cubren mis espectativas que van desde la máxima (mi aspiración de un trabajo ideal) a la mínima (trabajo con el cual me conformaría). Por otro lado están los servicios añadidos que ofrecen, por ejemplo hace poco me inscribí en http://www.contactosdetrabajo.com y periódicamente recibo un resumen de las ofertas de empleo publicadas del área que me interesa, de esta manera puedo en un momento recibir (y no buscar) las ofertas que me interesan además de saber por deducción cómo se está comportando el mercado de trabajo en mi sector. Saludos y mucha suerte